Sola, Miguel Angel

Miguel Ángel Solá: 14/5/1950. Argentino. Casado con la actriz Paula Cancio. Padre de María Luz (21), Cayetana (17) y Adriana (4) Su hermana (Mónica) y él conforman la novena generación de actores y directores de teatro de la familia Vehil. “Equus”; “El Hombre Elefante”; “El Águila de dos Cabezas”; “Sin Testigos”; “Por el placer de Volver a Verla”; “Camino Negro”; “Federico García Viene a Nacer”; “Mosqueteros”; “Testosterona”; “El Veneno del Teatro” y “Hoy: El Diario de Adán y Eva”; son sus trabajos más significativos en el Teatro. “Asesinato en el Senado de la Nación”; “Casas de Fuego”; “Bajo Bandera”; “Malayunta”; “El Exilio de Gardel”; “No Habrá más Penas ni Olvidos”; “Sur”; “Sé Quién Eres”; “Una Sombra Ya Pronto Serás”; “Tango”; “Fausto 5.0”; “Octavia”; “La Playa de los Galgos”; “Plenilunio”; “Pasaje de Vida” y “Subte-Polska” (recién estrenada), son algunos de sus trabajos de una filmografía de 60 títulos. Las Grandes Novelas”; “Platea 7”; “Nosotros y los Miedos”; “El Oro y el Barro”; “Compromiso”; “Luces y Sombras”; “Cartas de Amor en Cassettes”; “Desaparecida”; “U.C.O.”; “Germán: últimas viñetas”; “¿Quién Mató al Bebe Uriarte?” y “La Leona” (actualmente en la pantalla de Telefe), son sus trabajos más conocidos en T.V. Sus nominaciones como Mejor Actor (aunque él aclare con obstinación que no se siente mejor que nadie en ninguna circunstancia), sobrepasan las dos centenas. Sus 131 premios como Mejor Actor en Cine, Teatro y Televisión, hablan del eco que su capacidad ha encontrado en Argentina, Europa, Asia y los Estados Unidos. Sus últimos diecisiete años de actor los desarrolló en España. Estamos ante un “rara avis” de una coherencia singular; ante un actor eminentemente intuitivo, magnético y camaleónico, que huye del ruido, las fiestas, la noche y el famoseo, y, ante una fuente de inspiración para muchos autores. Es respetado, querido y admirado por igual. No ha trabajado para la fama, y, sin embargo, ésta, se extiende a uno y otro lado del océano. Las críticas a sus trabajos, y la cantidad de galardones propios -además de los que ha ayudado a conseguir para el cine argentino en el exterior-, son la clave para entender a un creador inagotable. Soy, gracias a este tiempo de intenso y fructífero trabajo, su amigo. Espero que les sirvan estas líneas para abarcar cuarenta y cinco años de carrera como pocas. MANUEL GONZÁLEZ GIL – AUTOR Y DIRECTOR

Disertantes